El Angel de la Guarda D.C.I. Nº 3.333.333.336
por Juan Francisco Salvador de Dios
 
 
La profesión de Angel de la Guarda es la más extendida sobre el Universo, de ahí que la multinacional "La Guarda, Servicio a Domicilio" sea la más importante empresa divina en la actualidad, según mi ángel de la guarda, al que llamo familiarmente "Seis".
 
Pero la importancia de esta empresa no era tal en un principio, Cuando Adán y Eva, por no haber, no había ni ángeles de la guarda. Todo empezó con lo de la manzana. Y ya véis: de aquella primera pareja a la legión... a la legión de ángeles, digo. Fué un gran error de cálculo del vicetodopoderoso arcángel Rafael. El "Vice", como le llama Seis, no tuvo en cuenta la consigna del Jefe -"crecez y multiplicaos"- y dejó el control de la empresa a un tal Luzbel, mientras se reservaba para sí la "Universal de Construcciones (UNICON)", empresa creada para reparar las grandes chapuzas divinas, tales como terremotos, riadas, tifones, etc.
 
Luzbel quedó por tanto a cargo de una simple pareja de mortales de la que sin embargo sacaría una gran tajada. Bien planteado aquéllo podía ser una mina. Luzbel aseguró qe si el alma de los hombres es eterna, la vinculación del ángel de la guarda a su puesto de trabajo debía ser, en consecuencia, para toda la eternidad. La cosa, pues, en cuanto a nóminas se refiere, se ponía en un pico, por lo que Rafael protestó con energía batiendo alas. A la postre, según me cuenta Seis, que es un poco Luzbelita, parece ser que Dios otorgó a Luzbel el Visto y No Visto, que es como el Visto Bueno pero a lo divino.
 
Y claro, Rafael, o sea el Vice, se mosqueó cuando la multinacional que él había desconsiderado empezó a progresar hacia magnitudes infinitas, mientras UNICON seguía con el mismo plantel angelical de sus orígenes para atender las componendas de siempre. Resultaba evidente: el poder se le estaba escapando.
 
Intentó sin éxito diferentes golpes de mano hasta que, una vez hubo comprobado que dios estaba a sus cosas, lanzó lo que hoy conocemos como "la rafaelada", una opa hostil desde UNICON contra "La Guarda". Y venció.
 
A Luzbel y a sus fieles del "Consejo de Administración", los chamuscó con un fuego sobrante de la última reparación terrenal; a los ángeles femeninos les encerró en un dobladillo de la historia, disimulando su existencia, y a los ángeles negros púsolos de tapón en los agujeros idem del universo. "Que Dios siga durmiendo -dijo-, a partir de ahora vigilo yo".
 
A mi ángel de la guarda le expidieron un Documento Celestial de Identidad (DCI) con el número 3.333.333.336. Por éso le llamo Seis, por éso y porque se cabrea cuando recibe semejante apodo... ¡Ah, discúlpenme ustedes, había olvidado decirles que un ángel no se cabrea casi nunca pero, cuando ocurre, se hace visible y locuaz! ¡Cada historia me cuenta...!
 
[Morfología Alar del Noveno Coro] [Angelitos Negros] [Psicopatología Angelical] [Comida-Coloquio]
 
 
 
¿Tienes tú alguna historia que contar respecto al ángel de la guarda?
¿Has hablado con él alguna vez?
¿Le has visto? ¿Cómo es?
¿Cuánto miden sus alas? ¿De qué color son? ¿Vuela?
 
¡Cuéntanoslo, anda!
banni3p.jpg (6118 bytes)